Hay un espacio en el hogar que además de la habitación es sinónimo de descanso y relajación y ese es el baño; lugar de intimidad para cualquier integrante de una casa. Es así como este se convierte en un protagonista necesario que merece del cuidado y mantenimiento constante para su uso diario. Y sin olvidar que también se convierte en una pieza clave en proyectos de interiorismo.

Aunque parezca sencillo y sin importancia, el orden de este lugar influye en el estado de ánimo de cualquier persona. Según el Feng Shui esta zona es especial porque refleja purificación y fertilidad por el agua que fluye dentro. 

Sin importar el tamaño del baño, si es pequeño o grande, lo primordial es lograr un adecuado orden, que refleje pulcritud, armonía y paz constante; además, se convierte en la solución para encontrar las cosas de manera rápida y sin necesidad de gastar tiempo mientras se busca algún objeto. 

El arte de organizar el baño amenamente 

Para empezar lo primero que se debe hacer es sacar todo lo que no se necesite, como cremas, perfumes, maquillaje y demás que ya no se utilizan y ocupan espacio. Si el mueble o el estante se encuentran en mal estado o son demasiado grandes, puedes optar por cambiarlo a uno moderno, que no ocupe tanto espacio pero que sea muy funcional y así poder sacarle el máximo provecho para el organizar tus cosas. 

Luego de haber sacado todo lo innecesario, lo recomendable es organizar las cosas por categoría; en un lado las toallas, en otro las cremas, productos de higiene y así sucesivamente. Lo ideal, es que tengas claro dónde está cada producto y que no te genere estrés buscarlo entre tantos objetos. Si el baño es compartido con el resto de la familia, se puede definir el espacio o físicamente delimitarlo a través de unos separadores. 

En cuanto a la encimera, es una zona muy importante que se debe mantener despejada, aseada y libre de objetos que se puedan derramar para no ocasionar un caos y su limpieza sea fácil. Utilizar elementos funcionales y decorativos donde se pueda almacenar el jabón líquido y los cepillos sin tener que usar sus empaques originales, así se da un toque sutil de acuerdo a la decoración. Además, una encimera libre y ordenada refleja la paz total del cuarto del baño. 

Asimismo, luego de tener un mueble con los elementos ordenados, una encimera perfecta y paredes impecables de colores de acuerdo a la decoración, también es importante tener una grifería reluciente, puertas funcionales, división de la ducha en buen estado e impecable. Y sin dejar a un lado la iluminación que es un aspecto vital para darle vida a este lugar, tanto la luz natural, como la artificial. 

También puedes leer nuestro artículo: Los espejos un gran aliado en la decoración de tus espacios.

¡Menos, es más!

 

Como se ha demostrado en este artículo, la regla de “Menos es Más” es primordial para lograr un baño ordenado adecuadamente; donde este sea un lugar de completa relajación, armonía y cero estrés entre tantos afanes de la vida. Para poder disfrutar de ese tiempo de intimidad física y limpieza que todo ser humano necesita. 

Cuéntanos ¿Qué te parecen estas recomendaciones para el orden de tu baño? ¿Qué tips implementas para mantener ordenado tu baño? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name *